pasos-para-crear-ong

Los siguientes pasos te ayudarán a poner en marcha tu propia ONG:

Paso 1: Tantea el terreno

Muchos activistas novatos están listos para entregar sus vidas a “la causa”. Algunos, hasta están dispuestos a morir por ella. Sin embargo, varios de estos principiantes se esfuman a los pocos meses de haber empezado.

No hace falta bajarle los decibeles a tu entusiasmo, pero antes de crear tu ONG deberías considerar unirte durante un tiempo a una organización que lleve adelante un trabajo similar al que te interesa.

Si finalmente consideras que crear una ONG es lo correcto en tu caso, la experiencia de haber trabajado para una ONG prestigiosa fortalecerá tu determinación y orientará tu pasión.

Quizás te des cuenta que el tercer sector no es tu vocación después de todo. Más vale descubrirlo temprano que tarde, antes de comprometerte a grandes cosas.

Paso 2: Empieza con el pie derecho

“El trabajo principal de un líder es volverse obsoleto como tal”. – Lao-Tsé

El objetivo fundamental de todas las organizaciones no gubernamentales debería ser volverse obsoletas. Debes esforzarte constantemente por quedarte sin trabajo que hacer.

Esto de “volverse obsoleto” funciona en dos niveles. En términos de tu participación personal, deberías crear la ONG de manera que pueda funcionar aún sin tu liderazgo. Por otro lado, el plan a largo plazo de tu ONG debería ser resolver un problema y, por lo tanto, llegar a volverse innecesaria.

Pon el consejo de Lao-Tsé en práctica y serás capaz de ayudar a más personas más profundamente y de disfrutar de cada minuto de esa experiencia. Si tratas de mantener el control, se crearán dependencias, y una vez que éstas se vuelven la norma son difíciles de cortar.

Las situaciones de dependencia pueden hacer que los voluntarios de la organización se sientan atrapados y también, en algunas ocasiones, pueden dejar impactos negativos en las comunidades a las que se hace tanto esfuerzo por contribuir.

Paso 3: Pon en claro cuáles son tus objetivos

Debes establecer objetivos claros y realizables, tanto a nivel personal como a nivel organizacional.

“Terminar con el hambre mundial” es un gran objetivo y se va a ver muy bien en la camiseta de tu ONG, pero no es un problema que realmente puedas proponerte resolver.

Encontrar un nicho es un gran comienzo. Los cambios positivos normalmente provienen de elegir una pequeña tarea, hacerla bien y luego seguir desde ahí. Un buen ejemplo de esa actitud puesta en acción es el Proyecto Starfish en Cambodia.

Paso 4: Confecciona un plan de acción

Un plan de acción es tu oportunidad para hacer que tu ONG sea efectiva, para adelantarte e identificar posibles impactos negativos, y también para asegurarte de que atraerás donantes y voluntarios.

Cerciórate de ser capaz de seguir con el plan que has comenzado. Se crítico con tu plan de acción y piensa todo dos veces. El trabajo duro es importante, pero el trabajo duro sin un buen plan es una pérdida de tiempo y dinero.

Paso 5: Crea una página web

Nunca es demasiado pronto para crear la página web de tu ONG. Una buena página te ayudará a promocionarte, atraer voluntarios, darle confianza a los donantes y contar con una apariencia profesional. Una web interactiva también puede minimizar la necesidad de reuniones y de hacer micro management (gestión detallista de las cosas y las personas).

La capacidad de retener la atención de los usuarios de la red es muy limitada. Sé claro y conciso.

También deberías hacer un perfil público de tu ONG en redes sociales especializadas a partir del cual podrás conectarte con miles de potenciales donantes y voluntarios.

Algunas empresas proveedoras de sitios web ofrecen hosting gratuito para páginas de ONGs. Infórmate, con preguntar no pierdes nada.

Paso 6: Sal en busca de contactos y del conocimiento de los lugareños

El conocimiento local es indispensable para cualquier ONG. Incluso si has crecido en la ciudad en la que quieres crear tu ONG, igual vas a necesitar conocer tu campo específico de acción y hacer contactos. Tener una red de contactos consolidada y comprender el punto de vista de los lugareños es particularmente importante si quieres trabajar en una cultura en la que eres un extranjero.

Un uso inteligente del conocimiento local es lo que realmente puede hacer que tu ONG sea efectiva. Sin conocimiento local, es posible que rompas más de lo que arreglas.

Paso 7: Analiza las necesidades financieras de tu ONG

Los fondos, cuando llegan, usualmente requieren de trámites burocráticos y en general tienen compromisos adosados. Además, muchas veces sucede que la calidad del trabajo que una ONG hace y la cantidad de fondos que recibe son inversamente proporcionales. Es decir, las ONGs que reciben menos fondos contribuyen más a la comunidad si se analiza su tarea por hora y por dólar gastado. El punto crucial es minimizar la necesidad que tu ONG tiene de dinero.

Ahora bien, es cierto que contar con fondos puede ser realmente útil algunas veces. Y así es cómo se pueden conseguir.

Llenar formularios como el 501c (registro oficial de organizaciones sin fines de lucro en los Estados Unidos) es molesto e involucra pagar los costosos honorarios de abogados. No hace falta desaprovechar recursos en eso.

Consigue que una ONG consolidada te acepte bajo su manto. Las donaciones deducibles de impuestos y las subvenciones irán hacia esa organización, con destino a tu ONG. Hacer este acuerdo podría ser tan fácil como una charla de 30 minutos con algún centro comunitario local.

Ahora estás listo para recaudar fondos de empresas privadas, fundaciones benéficas y oficinas gubernamentales. Los botones de donación de PayPal o deDineroMail, o las acciones de MercadoSolidario son formas fáciles y rápidas de aceptar donaciones de quienes visitan tu página web.

Paso 8: Network, network, network

Hazte amigo de personas y organizaciones que estén trabajando en temas similares, de manera que puedas aprender de sus éxitos y de sus errores. Hacer networking también te ayuda a comprender cuándo conviene sumar esfuerzos y cuándo es mejor dividir las tareas para mayor efectividad. Los siguientes links son buenos lugares en los que empezar a hacer networking:

UNDP’s guide to NGO networking
Idealistas.org

También puedes hacer uso de la comunidad de Matador Network para encontrar potenciales voluntarios o personas con experiencias similares.

Paso 9: Encuentra un equilibrio

Se realista sobre cuánto tiempo le quieres dedicar a tu ONG. Hacerte cargo de proyectos que te obligan a hacer mucho más de lo que estás dispuesto no te resultará muy ventajoso en el largo plazo.

Eres más valioso para tu ONG como un activista comprometido a largo plazo, aunque pocas horas a la semana, que dejando que tu pasión se consuma rápidamente en dos años intensos. Encontrar el equilibro entre el trabajo y tu vida personal es la llave del éxito.

Paso 10: Reevalúa todo

Tómate el tiempo para detenerte y apreciar lo que ya hayas hecho y hacia dónde se dirige el proyecto. Disfruta de los logros obtenidos, pero también asegúrate de que tu ONG no se vuelva agrandada y pedante.

¿Cuánto tiempo, esfuerzo y dinero están siendo gastados en la ONG propiamente? Este es el mayor problema que encaran todas las organizaciones, sean no-gubernamentales o de otro tipo.

La autoconciencia que ejerzas será la mejor manera de evitar sobredimensionar a la ONG en detrimento de la causa para la que fue creada. Sin embargo, no dudes en solicitar a personas ajenas a la organización que te brinden su análisis.

Trabajando a conciencia podrás mantener el foco y los recursos orientados a los objetivos originales.

Conclusiones

Cualquier experiencia de voluntariado puede ser valiosa. Empezar tu propia ONG puede hacerte sentir feliz y realizado.

Vas a aprender y a crecer como persona, y encontrarás una profunda sensación de satisfacción que es difícil hallar en la vida moderna.

Fuente: matadornetwork.com